Curiosidades del melocotón

El melocotón es una fruta originaria de China. Según los historiadores, se exportó a Persia a través de las antiguas rutas comerciales por las montañas, de ahí el nombre de fruta pérsica o persica. Estos nombres también llevaron al error de pensar que los melocotoneros provenían de Persia.

El melocotonero llegó sobre el año 330 a.C. a Grecia, extendiéndose por el resto de Europa durante la Edad Media. Comienza su expansión como cultivo en el siglo XIX y, a principios del siglo XX, se comienza con la selección de variedades a partir de semillas que se fijan mediante injerto.

La palabra “melocotón” proviene del latín “malum cotoneum”, que en realidad significaba “membrillo”. Al parecer esto se debe a que las variedades más resistentes a las plagas se obtenían injertando el melocotonero en un membrillo.

Por su parte, el término “durazno”, con el que se conoce al melocotón en América Latina, no tiene un origen americano como pudiera pensarse, sino latino y, según algunas fuentes, la palabra durazno aparece documentada en el idioma castellano incluso antes que la palabra “melocotón”, aunque después predominó el uso de esta última en el español europeo.

Para los chinos, los melocotones son símbolo de larga vida e inmortalidad. Se decía en ese país que los inmortales consumían melocotones debido a sus virtudes místicas de alargar la vida a todo aquel que los comiera.

Cabe también añadir que el melocotón es una de las frutas que más alergias causa debido a la presencia de una proteína en su piel.

 

                                                                                     http://caliban.mpiz-koeln.mpg.de/thome/band3/tafel_077.html

 


Deja tu comentario

Debes estar logueado para dejar un comentario.